miércoles, 24 de julio de 2013

G2 HAUNDIAK

Tras el "ultratrail de Sobrarbe" del año pasado (65 km.) llegaba el que podía ser el siguiente paso natural, incrementar un poco la distancia. Una posibilidad era Cavalls, pero era quizás un paso demasiado radical y delicado. Entonces vi esta carrera, la "G2 Haundiak" (Goierri trail), la pequeña de la Ehunmilak, con 88 km. y un desnivel acumulado de 12000 m. entraba dentro de mis esquemas, además se desarrollaba a cotas más bajas, por debajo de los 1500 m. y en el mes de julio, con menos probabilidades de problemas con la temperatura. Así, en cuanto se abrieron inscripciones a mediados de noviembre me inscribí, dejando como pendiente el envío del justificante médico a la espera de hacerme una prueba de esfuerzo, cosa que hice en junio.
El viernes 12 de julio, el día D, me presenté en Beasain, lugar de salida y meta de la carrera, pasada las 13:30, fui solo ya que nadie conocido se había apuntado. Al llegar, por un tema relacionado con el parking, reservado por la organización, conocí a Luis, otro madrileño que acababa de llegar y con el que me fui a la comida de la pasta de la organización.
El resto del día hasta la salida lo pasé con él, recogiendo el dorsal, descansando, asistiendo a la salida a las 6 de la tarde de los titanes que corrían la ehunmilak (167 km.) y cenando algo prontito. El día se hizo largo y los nervios comenzaban a llegar. Hacía bastante calor y humedad.
Sobre las 20:30 nos fuimos al coche a empezar a cambiarnos tranquilamente y preparar la mochila con todo lo necesario exigido por la organización, fue entonces cuando llegó el tormentón, un buen aguacero que por suerte nos pilló en el coche, estuvo lloviendo bastante tiempo, por un lado contentos que no nos pillara en carrera, lo que no quería decir que no pudiese caernos otra encima más tarde. Cuando fuimos a la zona de salida a dejar la mochila del km. 50 aún llovía. Un cafetito para no dormirse en carrera y a la vuelta nos enteramos que se ha retrasado la salida una hora por la tormenta, hasta que se vea como discurre. Otra hora de espera, nos tumbamos en una zona cubierta y me medio adormilé un rato. A las 23:45 confirmaban la salida a las 12 de la noche, control y listos pasa comenzar el tute. En la mochila el chubasquero y las mallas largas, para correr malla y manga corta, seguía habiendo mucha humedad.

CON LUIS ANTES DE CARRERA
En salida nos informan que no haremos cumbre en el Txindoki porque la tormenta lo ha dejado impracticable y peligroso. Tras el aurresku la salida puntual, en medio de un gran ambiente. 
COMIENZO DE CARRERA
Los primeros kms por el pueblo son muy agradables, hay mucha animación y se puede correr aunque inmediatamente empezamos a sudar como pollos, un bochorno terrible. A la salida del pueblo nos encontramos ya con repechos, yo sigo con Luis, nos lo tomamos con calma porque va para largo, hay tramos con algo de barro pero no mucho, y bastantes tramos para correr. Es la 1ª vez que corro una carrera por la noche y me voy acostumbrando poco a poco, llevo un buen frontal.
En el km. 7 llegamos a Zaldibia, tiempo 52'07", primer avituallamiento y allí veo animando a Aitor.
Tras Zaldibia viene la subida al collado de Gaztelu y la posterior bajada fuerte y deslizante, con algo de barro, para llegar en el km. 19 a Larraitz, tiempo 2h54', una entrada superiluminada y un avituallamiento completo, siempre que puedo tomaré sandwiches y fruta, coca-cola y agua. Relleno el camelbak, la alta humedad hace que vaya bebiendo muy a menudo.
IMAGEN DIURNA DEL TXINDOKI
A partir de Larraitz comienza la subida hacia el Txindoki, es durilla y larga, Luis se va destacando y me acabo de quedar atrás cuando paro en una fuente fresquita en medio de la subida. A la cima no llegamos pero pasamos el correspondiente control del km. 23 en 4h19'.
A partir de ahí vamos subiendo y bajando, incluyendo el Ganbo, de mayor altitud que el Txindoki pero menos duro, unas veces por medio de prados, otras por senderos, algunas zonas tienen más piedras, voy bien, disfrutando del paisaje en penumbra y viendo las hileras de luces delante y detrás, estamos en plena sierra de Aralar. En el km. 29 en Uarrain un nuevo avituallamiento líquido.
A partir de ahí toca bajar, y mucho, la bajada es larga, no excesiva pendiente y por zonas de praderío. Comienza a clarear un poco delante y las características del terreno y la bajada hacen que pruebe a usar los bastones para ayudarme a bajar, algo que nunca he hecho, no tardo mucho en caerme sin mayores consecuencias, aún así continuo usándolos y algo me ayudan.
Tras llegar abajo y pasar una zona con algo de barro llegamos al pantano de Lareo y una zona muy agradable con pistas y camino, sin pendiente, casi es el único lugar en toda la carrera tras la salida en que se pueden correr de seguido unos cuantos kilómetros, además es una zona bonita, ya ha amanecido.
A las 6h48' llego al control y avituallamiento completo de Lizarrusti, km. 36, allí guardo el frontal, como y bebo bien, y relleno el camelbak de nuevo, hago una parada de unos 10'. Antes de volver a salir llega Luis a quien pasé unos kms antes. Quedan 14 km hasta la parada más pausada de Etxegarate.
La salida de Lizarrusti es un cuestón del copón, largo y duro como él solo, pero voy bien y lo completo sin mayor problema, sin embargo yo esperaba que hubiese tramos para corretear, no hay demasiados, seguimos un GR que va por un cordal y son todo subidas y bajadas continuas, un tramo que creía iba a hacerse más llevadero se me hace pesado, como quiero llegar cuanto antes subo a buen paso y troto para bajar cuando puedo, al menos es en su mayoría zona de bosque, un hayedo muy bonito.
La última parte ya se baja hasta llegar a Etxegarate, el cansancio ya se nota, estoy un poco harto y me quedaría allí de buena gana, pero no me planteo abandonar. Es el km. 50, hay control y avituallamiento, llevo 9h42' haciendo el ganso por esos montes vascos y navarros. 
En Etxegarate recupero la bolsa que dejé a la organización, bebo bastante y como lo habitual más un plato de pasta y un huevo duro. Después me reviso los pies, tengo ya algo de ampolla en uno de ellos pero no me ha molestado, me cambio los calcetines y me pongo crema de protección solar, el sol empieza a notarse. No puedo dejar nada de lo exigido por la organización en la bolsa, ni el frontal ni el chubasquero, el control, más o menos estricto, no lo permite, aún así dejo las mallas largas. Relleno el camel.
He parado cerca de 40' en Etxegarate, cuando me dispongo a salir llega Luis, tiene algunas molestias pero continuará en plan tranquilo (y logrará completar la carrera).
Continuo, buff a la cabeza y a lo lejos la imponente figura de la sierra de Aizkorri, respeto y miedo, es el coco de la carrera, por desnivel y dureza, y porque cuando llevas 60 kms no debes ir precisamente fresco.
VISTA DE LA SIERRA DE AIZKORRI
Viene otro tramo que esperaba fuese más cómodo, pero seguimos teniendo montes continuamente, siempre arriba o abajo, estoy cansado mentalmente, no hay tramos de descanso, está el puerto de Outzarte en el km. 54, el sol calienta bien, como no es un tramo cómodo hago las subidas deprisa, demasiado quizás. En el km. 59 llego al refugio de San Adrián, estoy cansado y tengo delante la mole del Aizkorri. Llevo 12h25'. De nuevo me tomo sandwiches, coca-cola y agua, además tiene cerveza en plan particular y me ofrecen una lata de las de medio litro, por Dios que buena está, han sido casi otros 15' allí.
Toca seguir, un repecho para llegar a la cueva de San Adrián (ese tramo me suena un poco de la Zegama-Aizkorri) y después la cuesta conocida como camino del calvario. 
CUEVA DE SAN ADRIÁN
Y literalmente en eso se convierte para mí, en un calvario, pajarón ya sea por el cansancio acumulado tras 60 km. o por haber forzado un poco desde Etxegarate. No puedo con la cuesta, he de parar cada 10 m. y descansar porque voy asfixiado, me van pasando corredores, me pasa como una exhalación el 1º de la ehunmilak, que lleva casi 140 km y como sube el tío.
A medio camino de subida la pendiente desciende un poco, me pasa un corredor que sube a un ritmo lento y constante, consigo acoplarme tras él y llegar a la cima de Aizkorri, a 1520 m. en el km. 62. Las vistas con el día claro son sencillamente espectaculares desde allí arriba, y allí arriba hay un montón de gente que te aplaude y anima, que mérito tiene subir hasta allí para animar a los corredores. 
CRESTAS EN AIZKORRI

CIMA DE AIZKORRI
He ido tan mal en la subida que no me he acordado ni preocupado de la bajada, primero un poco de cresterío rocoso, bastante incómodo, y después la bajada también pedregosa, el chaval con el que subí baja mejor y se adelanta, yo me quedo tras otro que baja igual o peor que yo. Un poco más adelante se acaban al menos las piedras y después llega en sendero por la pradera, casi estamos abajo, aunque..... el macizo está a nuestra derecha y tenemos que cruzar al otro lado tarde o temprano, malo malo.
Y efectivamente, toca subir, pero afortunadamente la subida no es mucha porque hay un hueco por donde pasar, Andraitz, rocoso pero gracias por estar ahí para pasar.
Por el lado izquierdo estábamos casi abajo, por el otro lado queda mucho para bajar, se ve una carpa allá abajo y lejos, suponemos será el avituallamiento. Bajamos unos cuantos juntos con una buena pendiente hasta llegar a Oazurtza en el km. 68, tiempo de control 15h33', más de 3 horas desde el avituallamiento y parada anterior, se me ha hecho muy largo y sólo espero tener algo de tregua en adelante, estando a 20 km. de meta hay que terminar ya sí o sí. Al volver a bajar vuelve el calor y humedad fuertes, a las peores horas además.
El avituallamiento es completo, vuelvo a beber y comer bien y a rellenar el camel, llevo bebido en carrera y avituallamientos muchísimo líquido entre agua y coca-cola, y algún isotónico, la coca-cola está siempre fresquita y me entra de maravilla.
El siguiente tramo es más cómodo, tras una pequeña subida hay que descender todavía bastante y después hay muchos tramos corribles, pasando primero por Zerain y llegando a Mutiloa en el km. 78, tiempo de control 17h19', allí está el último avituallamiento completo, vuelvo a comer y beber, manguerazo en la cabeza y sin mucha demora salgo porque quiero terminar ya pronto.
Quedan 10 km. que se me hacen eternos, con un pie que ya me molesta, aún quedan unas cuantas cuestas, no son duras pero a estas alturas el más mínimo desnivel pesa demasiado, además no se ve Beasain por ningún lado hasta que estás a 2 km., entonces entras en el pueblo por el oeste y ya sabes lo que te queda. El último km. cruzas por el pueblo trotando y recibiendo las felicitaciones y aplausos de todos los voluntarios y toda la gente que está por allí paseando, hasta coger la recta de meta y terminar en un tiempo de 19h11'08".
En meta como un poco, ya no sé si tengo o no hambre, bebo algo y me voy a tomar la cerveza más merecida que me he tomado nunca, y después al hotel a descansar.
Ha sido una prueba durísima, tiene demasiado desnivel, y el calor también ha restado fuerzas, al terminar no pensaba volver a esa carrera nunca, ahora ya sólo pienso en que no lo haré solo. He terminado en el puesto 159 de los 311 que comenzamos, llegando a meta 233 corredores antes del límite de 22 horas que daban.
Decir que la organización es impresionante e impecable, señalización perfecta, avituallamientos completísimos en carpas, más voluntarios que corredores y además animaban un montón, incluso tras la carrera yendo hacia el coche me los iba cruzando y me daban la enhorabuena por mi nombre (escrito en el dorsal).
Ahora tocaba el turno del reposo, una semanita por el País Vasco y Navarra, dedicado tan sólo a descansar, paseos y buena manduca, para poder ir al domingo siguiente al Flyschtrail de Zumaia, pero eso es otra historia, también con buen final, que escribiré uno de estos días.

28 comentarios:

  1. Qué carreras tan bonitas te buscas Juanlu! me encanta como te lo montas! muchas felicidades, después de lo que llevas en las patas no dejas de sorprenderme, no tienes techo! muchas felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Celina, las de montaña siempre so bonitas, y por el norte mucho más.
      Un besote

      Eliminar
  2. Gran carrera Juanlu!!.

    Tengo pendiente ir a correr en montaña por esas tierras y leyendo tus crónicas me iría ahora mismo.

    La CocaCola me sienta también fenomenal, pero lo que aún no he probado es eso de la latita de medio litro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tardes Alfonso, aparte de ser muy bonito la animación que ofrecen en el País Vasco no tiene nada que ver con el resto, y de hecho tú conoces la B/SS.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Soberbio y soberbia crónica.
    Me quedo sin palabras para expresar la fascinación que producen tus hazañas macho!!!
    Si el año que viene quieres repetir... ya sabes, avisa y... a ver si cuadra ;)

    Es genial que siempre que terminas algo así TOD@S digamos: "una y no más..." y pocas horas después empecemos a reconvencernos de: "bueno... si me inscribo con alguen más... y lo mismo a la más grande..." jajaja

    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alberto, que sea al revés, si quieres ir avisa, y si cuadra para acompañarte... pero uff
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Bravo Juanlu! Ahhh, esa cuesta de Sancti-Spiritu al Aizkorri tambien se me atragantó a mi, jaja

    Por cierto, el que marca las fotos de 42195 apenas ha dejado algo de hueco para q se te vea la cara, eh? Que bruto!! Asi pierde su gracia la imagen, una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Sergio, para las pocas que tengo de momento, bien está la foto.
      Aizkorri es difícil que no se atragante un poco, pero mientras se pueda hacer merece la pena.
      Gracias Sergio y un abrazo

      Eliminar
  5. ¡¡¡IMPRESIONANTE!!

    La verdad Juanlu que sólo de pensar en los kilómetros que has hecho, de noche, venga a subir, bajar...pufff es alucinante.

    Eso si los retos cada vez son mayores, así que ten cuidado porque dentro de unos años, y no creo que muchos, necesitarás pruebas de 200 kms. por lo menos...

    Tienes toda mi admiración.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diría que como mucho la centena, cosa que ocurrirá en septiembre si Dios quiere.... pero no sería capaz de prometerlo.
      En fin, un saludo Vicente.

      Eliminar
  6. Genial crónica, y currada carrera.
    Veo que ha sido tan dura como aún sin conocerla me la imaginaba.
    Enhorabuena, eres un montañero en toda regla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aún así te diría que más dura todavía. Sí, ahora soy montañero y no asfaltero, en toda regla? bueno, sólo intento disfrutar.
      Un abrazo y que te recuperes Juan, que tienes que volver a acompañarme, que te eché de menos.

      Eliminar
  7. Fenomenal. He recordado muchos momentos de sentir ese hartazgo, esos continuos sube-baja, los cuestoncios con desnivel inhumano, el fondo de los valles con el calor, uffff, pero luego.. te queda un "gustirrinín".....

    Con tantísimo calor y sobre todo humedad debe ser terrible.

    Enhorabuena, un paso más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Agus, aunque mi paliza nada tiene que ver con la tuya, que si no recuerdo mal tú te cascaste la grande. Lo del gustirrinín es cierto, por terminar ya de una vez...

      Eliminar
  8. Enhorabuena Juanlu.

    Gran crónica y espectacular aventura, porque llamar carrera a esto se queda pequeño. No me acerco a imaginar cuan duro puede llegar a ser una paliza de este calibre, pero el comentario que haces de que no sabías si tenías o no hambre al acabar, ilustra un poquito ese aspecto.

    Bueno pues eso, que cuando nos vemos en un 5000 o una milla en una pista de atletismo?? :-P

    Un abrazo crack

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicente, en una de esas quizás nos podamos ver pero sólo en la salida, porque tú saldrías a toda caña y corres mucho, pero que mucho.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Que pasada Juanlu! No conozco nadie que se lo monte mejor que tú. Paisajes espectaculares, ejercicio a mansalva, avituallamientos que saben a gloria,de verdad que con estos relatos alguna vez igual consigues que me apunte a alguna de estas.
    Enhorabuena y un grande abrazo proporcional a la prueba!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas hracias Javi, cuando quieras ya sabes. Suerte este finde en Vitoria

      Eliminar
  10. ¡¡Qué bonita carrera, Juanlu!! Y qué dura... ¡¡Enhorabuena otra vez, campeón!!

    Creo que es de las crónicas que más me ha gustado, ahora sí que me he enamorado... Pero esta no me queda grande, ¡¡me queda enooormee!! Quién sabe, igual algún día...

    Me alegro mucho de que quieras volver, a pesar del barro, jejeje... Mira, al final no había tanto como pensábamos. :-) Ha tenido que ser una experiencia increíble...

    ¡¡Estás hecho un animalo total, puedes con todo!!

    Un besote y cuídate, ¡¡descansa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Almu, poquito a poco se puede llegar a cualquier carrera, que tú por ejemplo no nadabas hace mucho y ya te has cascado un medio iron.
      Besos y suerte en Riaza.

      Eliminar
  11. Yo ya no te digo ná :-) ¡Qué envidia! Peazo carrera y peazo crónica ¡Enhorabuena! Nos vemos por ahí, pero en otra más sencilla :-D

    ResponderEliminar
  12. Gracias Iván, demasiado dura, de estas no se puede abusar mucho, nos vemos en alguna...

    ResponderEliminar
  13. Menudo tute, la de Zumaia sí me la apunto, pero ésta es para mayores. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charli, pues en la otra te espero.
      Salu2

      Eliminar
  14. Pues que quieres que te diga, me parece un tiempazo, teniendo en cuenta la distancia y sobre todo el desnivel acumulado, tio es que esto ya son palabras mayores joder.
    no me canso de darte la enhorabuena, acabo de leer tu crónica de la Zumaia y ahora después de leer esta, creo que tiene mas valor todavía. eres el p. amo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de nuevo Javi, era un reto exigente, y aunque con sufrimiento al final salió bien, demasiado incluso, ya que no llegué a tener agujetas ni tan siquiera al día siguiente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. La pintas que ni para intentarlo en la vida. Y mira que los parajes son impresionantes. Ya me dirás otra más asequible por esa zona.

    Enhorabuena, máquina. A seguir aumentando distancias y desniveles. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, y enhorabuena por tu misteriosa.
      Ya encontraré una más asequible para ti, con pistas, je je.
      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...