viernes, 3 de agosto de 2018

UT DESAFÍO SOMIEDO 2018

5ª participación en el DESAFÍO SOMIEDO en cualquiera de sus dos distancias, este año el sorteo deparó la participación en el ultra (UTDS), de 82 km., y junto a mí también la obtuvo Pedro (Skivo). Con un recorrido ligeramente diferente ya intenté el ultra en la primera edición de 2013, aquella de 75 km., entonces tuve que abandonar cerca del km. 65 en Arbeyales por molestias en la rodilla. Las otras 3 participaciones han sido en el maratón (MDS).
He llegado a Somiedo con una preparación normal, básica para poder acabar pero nada más, para ello he tenido entrenamientos muchos sábados con mis compañeros “Los Rebecos” (Pedro entre ellos). Además en junio y julio completaba el cross de los tres refugios y el TP-60 (ambos en modo escoba), y mi primer MAM.
El viernes 27 nos desplazamos Mapi, Pedro y yo a Pola de Somiedo, llegada ya cerca de las 8 de la tarde, justo para recoger el dorsal y bolsa del corredor, y tomar unas cervecitas en el bar cercano junto al puente que cruza el riachuelo, y que siempre tiene un ambiente excepcional durante la carrera. Allí llegaron también Basalo con Pepi, Gemma y Lola, también estaba por allí Laura. Cena allí mismo y después a descansar al hostal, el mismo del año pasado, “Casa Cesáreo”, ideal para esta carrera ya que tiene aparcamiento y está a escasos 200 m. de la salida y meta.
BUEN RECIBIMIENTO EN LA FERIA DEL CORREDOR




HIDRATACIÓN PREVIA
El sábado tempranito arriba, y a las 6 tomando café en el hostal, un rato más tarde nos dirigimos a zona de salida para dejar la bolsa que nos lleva la organización a Farrapona. Por allí está también Andrés, al que conocimos la tarde anterior, y Berto, un FFDR que corre más tarde el maratón, este año salen de allí mismo a las 9. 
JUNTO A ANDRÉS

CON BERTO, YA LISTO PARA EL MDS
Tenemos una temperatura muy buena y un cielo nublado cuando está amaneciendo, dan alguna posibilidad de lluvia a primera hora y después ya despejado. Llevamos todo el material obligatorio exigido, si bien viendo las mochilas del resto los únicos que llevamos la chaqueta impermeable fuerte somos Pedro y yo, el resto da la impresión por lo poco que abulta de llevar un ligero impermeable o cortavientos. Por supuesto llevo los bastones. 
CON EL CRACK DE BASALO

RECORRIDO DEL UTDS

PERFIL DE CARRERA
A las 7 en punto se da la salida, por delante 82 km. con un desnivel acumulado total de 9450 m. y un límite de 17 horas. Pedro y yo vamos a hacer la carrera juntos. 
SALIDA DE CARRERA

PRIMERAS RAMPAS YA DE SALIDA
El primer tramo supone subir unos 600 m. hasta La Peral en el km. 7,5 yendo en paralelo a la carretera, incluso corriendo pequeños tramos por ella, pasamos por los pequeños pueblos de Gua y Caunedo, y nos enfrentamos a los peores tramos en lo que a barro se refiere, y de los que ya estábamos avisados, no había manera de librarse de meter las zapas del todo en auténticos barrizales, a veces se lavaban cruzando riachuelos. En el pueblo de La Peral estaba el primer avituallamiento líquido. Los paisajes ya eran muy bonitos, con las neblinas entre las montañas. Tiempo carrera 1h23’. 
HACIA LA PERAL

APRECIANDO DESDE EL PRINCIPIO LOS BONITOS PAISAJES
Tocaba aún seguir subiendo un poco antes de llegar al primer tramo favorable, como Pedro está más fuerte y sobre todo baja bastante mejor que yo se me adelanta, algo que ocurrirá durante toda la carrera, después siempre aminora y le alcanzo (de lo contrario no habría manera). En este tramo me llevé un buen susto, en un momento dado yendo solo nos estaba sobrevolando un helicóptero, y de repente una vaca (de los montones de ellas que había por allí) me sobrepasó a toda leche por el lateral a apenas medio metro de mí, debía de ir asustada por el helicóptero, menudo ritmo llevaba…. En el km. 14 llegamos al 2º avituallamiento, este con sólido, en la braña Viecha. Los avituallamientos están bastante bien, con agua, isotónico y coca-cola, sándwiches, gominolas, frutos secos, chocolate, plátano, naranja, melón… en algunos empanada, pasta. Curiosamente no me apetece nada salado, que es lo que mejor me suele entrar, como fruta y algunos frutos secos, y bebo agua y sobre todo coca-cola.
Toca el tramo más duro de la carrera por desnivel, la fuerte subida al Cornón (2187 m.), es larga, un primer tramo fuerte para coronar, pero no es aún, hay que bajar un pelín y pasar una zona bastante delicada de vegetación en la que pisar con bastante cuidado o ruedas de lo lindo, por suerte en tramos así siempre hay un voluntario y un cartel avisando. Después ya viene el Cornín y rematas con el Cornón, o más bien te remata a ti. Hacemos cima tras 4h02’, que menos que parar allí a contemplar las espectaculares vistas que hay, y recuperar un poco el resuello. Estamos sobre el km. 20 y quedan unos 8 km. para el primer control, en El Puerto, es de 5h45’. 
CAMINO DEL CORNÓN

EN LA CIMA DEL CORNÓN

VISTA DESDE EL CORNÓN
Toca ahora bajar, la bajada es un poco delicada pero se puede hacer sin problema, pero yo voy con bastante sed, el tema es que pese a ir bebiendo tragos constantemente el agua ya un poco caliente no me hace efecto y necesito seguir bebiendo, además se ha despejado y ya pega el sol. Con todo esto cuando aún faltan unos 4-5 kms para llegar a El Puerto me quedo sin agua. Y así como puedo llego a El Puerto, menos mal que el último tramo se puede hacer corriendo sin problemas. 
LLANEANDO CAMINO DE EL PUERTO

A El Puerto llegamos tras 5h13’ y allí nos espera Mapi. Bebo bastante, la coca-cola y el agua fresquita me sientan bien, lo necesitaba, también melón y alguna cosilla más. Además nos podemos dar un manguerazo a las zapas y las piernas para quitar algo de barro. 
LLEGANDO A EL PUERTO


AVITUALLAMIENTO DE EL PUERTO


FUERA EL BARRO
 Continuamos, toca de nuevo subir poco a poco, unos 300 m. de desnivel, entre la cuesta y el estómago lleno de agua es complicado correr, después ya aparece a la vista Valle de Lago y todo es bajada cómoda hasta allí. En ese tramo me sobrepasa Óscar Delgado, que está corriendo el maratón. He seguido con problemas de sed pero poco a poco se me van pasando. Pedro me da un chute de cafeína que me dé fuerzas, algo escasas.
SALIENDO DE EL PUERTO
Así sobre las 7 horas de carrera llegamos a Valle de Lago, de nuevo con Mapi. Avituallamiento completo incluso con pasta, y además Mapi nos trae del bar de al lado unas estupendas cervezas fresquitas que nos sientan de maravilla. 
LLEGADA A VALLE DE LAGO

ESA CERVECITA EN EL AVITUALLAMIENTO!!!!!!
Nos demoramos lo justo antes de continuar el tramo siguiente, la primera parte se va subiendo poco a poco por pista, hace calor aunque afortunadamente hay bastantes tramos por sombra, después un senderito nos lleva junto al Lago del Valle donde hay un nuevo avituallamiento, y es otra de las estampas más bonitas de la carrera, el lago rodeado de montañas que cierran el valle. 
SALIDA DE VALLE DE LAGO, HACIA EL LAGO DEL VALLE
Como he dicho, montañas que cierran el valle, toca pues retroceder por la izquierda subiendo poco a poco para salir, una fuente arriba con agua muy fresca nos sabe a gloria. Pedro se me vuelve a adelantar bastante. Después hay que atravesar una pradera antes de unas pequeñas subidas que nos llevan a los lagos de Saliencia, allí alcanzo a Pedro, Mapi nos espera sobre el lago de la Cueva, el más bonito, allí coincidimos con Andrés, con el que nos vamos cruzando de vez en cuando, ya desde allí se aprecia la silueta de los Bígaros y la gente subiéndolos. 
DELANTE DEL LAGO DE LA CUEVA

COINCIDIENDO CON ANDRÉS
Tras sobrepasar el lago sólo resta subir por la pista hasta el puerto de la Farrapona, 52 km. y 10h03’, casi 45’ antes del cierre. Control, un grifo para mojarse que aprovecho bien, avituallamiento completo (se había acabado la coca-cola) y la bolsa que dejamos antes de salir. Aprovecho y me cambio los calcetines. 
CAMBIO DE CALCETINES EN LA FARRAPONA

PREPARADOS PARA SUBIR LOS BÍGAROS
Pasito a pasito vamos subiendo los Bígaros, creo que de las 5 veces que los he subido esta ha sido la que más me ha costado, una vez coronado hay que cruzar los 3, los dos primeros más juntos, el 3º hay que bajar un pelín y acceder a él por la derecha. Este año las vistas no son tan buenas porque hay algo de niebla, pero la sensación desde allí arriba es increíble, con algún trozo más delicado. Voy junto a Andrés que en ese tramo más técnico va más despacio, Pedro se me ha adelantado. 
LA SUBIDA HACIA LOS BÍGAROS, DONDE HAY NIEBLA
Y después de subir los Bígaros obviamente toca bajarlos, como Andrés va muy despacio me adelanto, el primer tramo por sendero vale, pero después viene una bajada fuerte por pradera que me deja una rodilla tocada, Pedro se ha adelantado bastante y le alcanzaré ya casi en Saliencia, el aminora y yo corro en los tramos favorables, he de parar a reajustar una suela que se me ha doblado y me está haciendo mucho daño. Tras 12h17’ llegamos a Saliencia, de nuevo avituallamiento completo, km. 62 más o menos. Allí está de nuevo Mapi. 
LLEGANDO A SALIENCIA

Y es el momento de plantearme si continuar o no, por un lado estoy cansado pero el último tramo he podido correr, sé que sufriré un poco pero podré acabar, pero conozco la larga y pesada bajada desde la braña de la Corra hasta Arbeyales y sé que mi rodilla puede fastidiarse, no me merece la pena el riesgo y decido abandonar. Sé que Pedro no tendrá problema e incluso que podrá ir más rápido. 
AVITUALLAMIENTO DE SALIENCIA
Me tomo ya una cervecita tranquilo (me invita una de las voluntarias) y nos vamos a Arbeyales para ver pasar a Pedro. Mientras esperamos una corredora llega y decide retirarse, al minuto una fuerte crisis de ansiedad hace que tenga que ser ayudada por Mapi y otra chica, que estuvieron allí atendiéndola cerca de media hora hasta que llegó la ambulancia y la llevó a Pola de Somiedo, finalmente todo quedó en un susto.
UNA CERVECITA, UNA VEZ DECIDIDO EL ABANDONO

LLEGADA DE PEDRO A ARBEYALES
Después a Pola de Somiedo, duchita y al puente donde estaban Óscar Delgado y su chica, en cuanto llegó Pedro, que entró como si sólo llevara 10 km. de carrera nos fuimos a cenar. 
JUNTO A ÓSCAR y RAMÓN FERRER


REPONIENDO TRAS LA CARRERA
El domingo ya día de relax y cervecitas por allí, comida y vuelta a Madrid.
DE BUENA MAÑANA YA EMPEZAMOS A ENTONAR

LOS TRES JUNTO A JOSÉ LUIS LASTRA
Hace unos 2 años y medio, en febrero de 2016, corrí la “Dragon trail” junto a Pedro, era su primera carrera tipo trail-montaña, allí ya se le vio las trazas de pakete, pero fue un espejismo, hoy está fuerte como un toro y ha desarrollado una buena capacidad para correr carreras fuertes de este tipo, y sabe disfrutarlas. Mi enhorabuena Pedro por esta carrera y por el año que llevas. Gracias también a Mapi, como siempre de un lado a otro siguiéndonos y disfrutando a su manera, cámara en mano.
Volveremos a Somiedo sí o sí, pero al sorteo me inscribiré sólo al maratón, que tampoco es un paseo.

domingo, 8 de julio de 2018

TRAIL PEÑALARA 60 - 2018

Lo primero que he de comentar es que para esta carrera no estaba inscrito, ni como corredor ni como escoba, pero según llegaba la fecha decidí que podría acompañar a estos últimos, entre los que estaban Antonio, Elo y Teo, los dos primeros compañeros Rebecos con los que entreno muchos findes. Además a última hora se dió de baja entre los escobas Lucas.
Había que adecuar la infraestructura, al no estar inscrito y no ser una carrera lineal no tenía derecho al autobús de translado desde Navacerrada (meta) hasta la salida en Miraflores de la Sierra. Pero tuve la suerte que Enrique (Gandalf) tiene casa en Miraflores, e iba a viajar y pasar allí el viernes, era voluntario del TP-60 en la salida, le acompañaba Pedro (Skivo), que corría la carrera. Lo primero agradecer a Quique el translado a Miraflores y alojamiento. Al llegar cenamos una buena hamburguesa con sus correspondientes cervezas y nos fuimos a descansar, había que madrugar.
Por la mañana muy temprano arriba, desayuno y a la zona de salida, que estaba a poco más de 5', llegamos de los primeros aunque no tardaron en aparecer los autobuses con los corredores.
DESAYUNANDO CON PEDRO Y QUIQUE
Unos cuantos conocidos corrían la carrera, estuve charlando y animándonos, lo típico, ójala en carrera no nos veamos. Entre ellos otros 4 Rebecos, además del ya mencionado Pedro corrían Juanan, Giselle, Diego y Luisfer. También llegaron los otros 7 escobas. 
PEDRO, LISTO PARA SU PRIMER ULTRA
El TP-60 lo corrí ya hace unos años, un año más tarde el TP-80 que también comenzó en Miraflores, con lo que conocía la parte del recorrido hasta Peñalara aunque en aquel caso la carrera subía hasta la Najarra y ahora lo hace directamente al puerto de la Morcuera.
PERFIL

RECORRIDO
A las 7:30 se daba la salida, por delante 65 km. y un tiempo límite de 14 horas, que es lo que más o menos se suponía íbamos a hacer nosotros. Las previsiones meteorológicas no incluían mucho calor y sí la posibilidad de algo de lluvia a media tarde.
Como puede suponerse el ritmo es en general bastante tranquilo, casi toda la subida hasta el puerto de la Morcuera era caminando tras los últimos, cuando estos trotaban nosotros también lo hacíamos. Cerca del km. 12 llegamos al avituallamiento del puerto de la Morcuera, sobre las 9:30. 
El siguiente tramo era una cómoda pista que bajaba hasta Rascafría en el km. 28, fue un tramo donde pudimos trotar un buen rato, hasta encontrarnos a una pareja que iba más tranquila, con algún problemilla. Tras ellos llegamos hasta Rascafría, el avituallamiento estaba situado como siempre junto al polideportivo. Eran las 11:30.
Tocaba el tramo más duro, la larga subida al puerto del Reventón y posterior hasta la cima de Peñalara, por suerte el ritmo tranqui que llevamos hace que la subida sea cómoda aunque al principio se note la humedad. Un par de escobas que han quedado rezagados con un corredor que va muy lento. En el Reventón (k37) está otro avituallamiento, desde allí ya salimos primero 4 escobas (Antonio, Elo, Teo y yo) que iremos recogiendo las banderas y cintas, para que el resto que saldrán más tarde se dediquen a correr y nos puedan alcanzar más fácilmente.
Llegando a Claveles aún encontramos algún nevero y es el punto donde nos volvemos a juntar todos los escobas, incluso uno que se había extraviado un rato. Además podemos repartir los banderines cuyo excesivo peso ya me estaba costando demasiado esfuerzo. Nos cruzamos con los corredores del GTP que están de vuelta camino de La Granja.

Tras coronar Peñalara decido adelantarme porque el primer tramo es bastante técnico y yo bajo despacio, ya me cogerán, pero no puedo correr nada por mantenerme detrás de una pareja. Así llegamos a Cotos en el km. 50, si no recuerdo mal deben ser las 17:15 o así, unos 15' antes del límite horario. Allí se encuentra ya Mapi y está el avituallamiento.
LLEGANDO A COTOS

Salimos de Cotos para afrontar los últimos 15 km., por la Loma del Noruego, un camino que ya he realizado a la inversa, de bajada, pero nunca de subida, desde Cotos a Bola del Mundo. 
SALIENDO DE COTOS


A poco de subir un tramo ya se ven las antenas de Bola, lejos al fondo y altas. Pero poco a poco se va acercando, hay algún tramo que permite descanso, nos hemos separado quedándonos con corredores entre medias, pero siempre alguien de los escobas por detrás. La última rampa de subida antes de alcanzar Bola es dura. Tras coronar cogemos un la pista de hormigón de bajada para alcanzar el último avituallamiento sobre el km. 56.
Quedan 8 o 9 km., primero de bajada por la pista de hormigón, cuesta mucho según están ya las patas, no menos un poco más tarde por el camino de la tubería, bastante incómodo ya de por sí, mucho más a estas altura. A partir de aquí dejamos de recoger cintas puesto que deberán pasar los del GTP, algunos de los cuales ya nos empiezan a pasar.
En el tramo de la tubería hasta la pista cerca de La Barranca me voy solo con otro corredor, se queda un poco atrás el resto del grupo con el último del TP, en la pista mi corredor sigue trotando y yo continúo caminando para que me cojan mis compañeros y así llegar juntos. 
LLEGANDO A LA BARRANCA, DONDE ESTABA FRANCISCO JAVIER
GRACIAS POR LA FOTO
Me alcanzan varios, pero aún debemos continuar caminando, varios aún permanecen detrás y no nos alcanzan hasta la entrada del pueblo de Navacerrada, se habían quedado tras un corredor pensando que era del TP, hasta que se dieron cuenta que era del GTP. 
PEDRO FINISHER, CON MAPI, GEMA, SONIA y JAN
Finalmente entramos juntos en meta tras 13h14', 46' antes del cierre de meta para el TP-60.
LLEGANDO A META


OBJETIVO CONSEGUIDO

En meta esperan las pomponeras, Mapi, y como voluntarias del avituallamiento final Gemma, Lola y Mónica. Allí ya repusimos convenientemente. 

CON ANTONIO, FINISHER DE SU 2º GTP

Y tras unas buenas cervecitas una buena cena para terminar de reponer.
Como dormimos en el puerto de Navacerrada el domingo por la mañana nos fuimos a mover un poco las patas con un paseíto cerca del puerto de Cotos. 

Enhorabuena a todos los corredores, sobre todo a los del GTP, a Pedro por su primer ultra, y gracias sobre todo a mis compis de carrera.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...