viernes, 1 de enero de 2021

SAN SILVESTRE PEDREZUELA 2020

8 de marzo de 2020, en la localidad zamorana de Fermoselle se disputa la prueba “trail Arribes ocultos”, pocos días antes del confinamiento total de todo el país, es la última carrera que corro hasta este sábado 26 de diciembre, en que me he corrido la San Silvestre de Pedrezuela, una carrera a la que voy todos los años, y que a pesar de todo el jaleo COVID se sigue disputando este año, organizada por ARELGO SPORTS, igual que el año pasado. Es por el tema de saludar a mucha gente que suele ir a esta carrera y que hace tiempo que no veo por lo que me he inscrito, la siguiente prueba, si se llega a disputar ya será el trail Mallos de Riglos a finales de marzo.


Para empezar muchos mails de la organización durante la semana previa, con cambios e instrucciones. Se asigna un horario de salida y recogida de dorsal (también se podía recoger antes previa cita). En mi caso lo recogía a las 8:30 y mi salida era a las 10:14, casi 2 horas entre medias, pero a mí no me importaba porque me gusta llegar y después tomar café tranquilamente, cosa que hice con Jesús, Curro, Celso, Martha, Antonio y Azu. Por el bar andaban también Eva, Bea y Sonia. El dorsal se podía recoger incluso antes de tu turno, y al menos cuando lo hemos recogido nosotros no hemos visto ningún tipo de aglomeración.
Mañana terriblemente fría a esas horas, cuando todavía no ha amanecido, la temperatura es muy baja y sopla una brisa que deja una sensación térmica más baja aún.
Me preparo, como ya ha aparecido el sol ya se está algo mejor, no a la sombra. Me pongo dos camisetas, una de ellas de manga larga, guantes y buff al cuello, el gorro finalmente no lo cojo, como al final son menos de 14 km. ni tan siquiera cojo agua, no hay nada obligatorio, sólo recomendado, con esa temperatura y distancia sé que no necesitaré líquido.
Me acerco a la salida, por allí está Basalo, Kike Lowi, César y Nono, Gerardo (con quien hablé para apuntarme), y otros 3 forofos, Pablo, Jorge y Alberto. Todos los que conozco a excepción de Jesús corren la carrera “larga”. Su recorrido no tiene nada que ver con el de otras ediciones, ni siquiera en el lugar de salida y llegada.
Empiezan a salir, una cuadrícula de conos donde se sitúan en torno a 15-20 corredores que van saliendo cada minuto según su horario, antes te toman la temperatura. Es obligatoria como no podía ser menos la mascarilla en la salida. Son apenas las 8:10 cuando Curro, César y yo nos acercamos, entramos y tomamos la salida directamente, tenemos chip que tomará el tiempo neto.

Lo bueno de una salida así es qué aunque vayas tranki no te quedas sólo o con poca gente detrás, porque siguen saliendo corredores continuamente, lo malo es que te siguen llegando por detrás y has de andar dejando paso continuamente. También hace que vayas más rápido y mi plan de hacer la carrera tranquilamente en plan disfrute se esfuma y voy más rápido de lo debido. A los pocos kms paso a Eva y Sonia justo en el punto donde están haciendo fotos Pepi y Jan, parada y postureo.


Continúo a buen ritmo y alcanzo a Curro y a los otros tres forofos, voy escopetao, justo antes de encontrarnos con la cuestaca del km. 5,5. Cuando estoy arriba me quito los guantes y se me cae la mascarilla que llevaba enrollada en la muñeca, menos mal que me avisa Curro, retrocedo unos metros y me la entrega Antonio. Esa parada me hace perder un poco el ritmo y decido ir más tranquilo junto a Antonio y Azu, pero me vuelvo a acelerar poco a poco, me siento bien.





Sigo el resto de carrera más o menos en compañía de los forofos, la bajada fuerte la he hecho bastante rápida, cosa no habitual en mí. Sigo a buen ritmo y a falta de casi un par de kms volvemos a la pista por la que salimos, el recorrido la verdad es que me ha gustado. A falta de unos 300 m. coincido con Jesús que llega en su carrera corta (9k) y entramos juntos en meta. Mi tiempo neto es de 1h29’58”, muy contento, creía que estaba peor.



Todo el tema de la organización frente al COVID ha estado bastante bien, salvo la entrada en meta, nos tenemos que parar justo sobre la alfombrilla porque hay cola para recoger el bocata y la bebida, podrían haberlo puesto un poco más adelante y repartir con más rapidez, eso de entrar y parar de golpe me suele sentar mal. En meta una mascarilla, bocata de jamón y cerveza, me tocó la última que quedaba aunque no me la tomé porque no estaba muy fría.

Nos cambiamos y Curro, Jesús y yo nos vinimos a Madrid a tomar las cervecitas, en Pedrezuela iba a haber demasiada gente para las circunstancias que tenemos.

Gracias por las fotos a Claudio, Fotografías CAVI, a Antonio López que me has hizo mientras fui junto a él, y a Jan.

Consideraciones sobre la carrera, prueba de 19 km. por 21,60€, podemos decir que el precio es más o menos normal, pero claro, si te recortan a menos de 14 km….. sobre todo teniendo en cuenta que en esa zona se podían haber sacado esos 6 km sin ningún problema. Además no ha habido avituallamientos ni ropero, algo lógico en estas circunstancias, pero es menos gasto y menos preocupaciones. Aún recuerdo la organización anterior de esta carrera, daban más detalles y sobre todo una camiseta que solía ser muy bonita. Aquí una bolsita que tenía 4 guarrerías que parecían ser sobras de un Halloween, y la mascarilla de navidad… que era la típica mascarilla higiénica color azul claro. En fin, todo me ha parecido cutre y aunque con todo este jaleo pandémico las cosas son más complicadas se podía haber hecho mejor y con más detalle.


Llevaba sin entradas en el blog mucho tiempo, tanto como sin carreras, y ahora tardará la siguiente, aprovecho para felicitar a todo el mundo las fiestas y desear un año nuevo que nos haga olvidar esta pesadilla de 2020, aunque aún creo tardará unos meses en normalizarse la cosa.

domingo, 15 de marzo de 2020

TRAIL ARRIBES OCULTOS 2020

En medio del sarao montado con el tema del coronavirus, hay bastante tiempo para escribir la crónica pendiente de la carrera del finde pasado.
Un mes después de ir a Aldeadávila de la Ribera a correr "Secretos del Duero" y visitar los Arribes salmantinos tocaba regresar un poco más al norte, para correr el trail "Arribes Ocultos" en su 2ª edición y visitar los Arribes zamoranos. Una parte ya la conocía puesto que mi pueblo (o más bien el de mis padres) está en la comarca de Sayago, donde está ubicado Fermoselle, lugar donde se disputaba la carrera. Era otro aliciente más, tenía alojamiento gratuito.
Viaje el viernes por la tarde junto a Mapi, visita a la familia y ya el sábado día en Portugal, mi pueblo está a unos 15 km. de la frontera con Miranda do Douro, hasta allí nos acercamos para viajar en el "crucero ambiental Arribes" y visitar la zona desde la presa de Miranda hacia el norte. Una horita con explicaciones a la ida y disfrutando del paisaje por fuera del barco a la vuelta.
EL RÍO DUERO SEPARANDO ESPAÑA DE PORTUGAL


Al terminar la visita incluía una degustación de vinos generosos de Oporto.
Después a comer en Miranda, el restaurante "Jordao" que ya conocíamos de otras veces.

Después nos desplazamos al sur junto a la localidad portuguesa de Bemposta, allí hicimos una ruta, más o menos hora y media) para ver la "cascada da faia da agua alta", un paisaje muy bonito junto a una de las cascadas más altas de Portugal. 


Después ya vuelta al pueblo a descansar.
El domingo por la mañana viaje a Fermoselle, a unos 20 km., sin madrugón excesivo porque la carrera comienza a las 10:30. 
Recogida de la bolsa del corredor en la plaza Mayor, de donde saldrá y terminará la carrera. Impresionante bolsa, que junto a los sólo 13€ que costaba la carrera (de casi 24 km.) y el avituallamiento en meta harán que repita esta carrera, además de por ser bonita y bien organizada. 
Algún conocido nos encontramos, entre ellos a Agus (CiegoSabino) que ya había hecho la noche anterior la contrarreloj nocturna. 

CON EL SALMANTINO AGUSTÍN (CIEGOSABINO)
Hace un pelín de fresquete, pero dan día soleado y buena temperatura, el único material obligatorio es el vaso para los avituallamientos. 
A las 10:30 se da la salida, junto con los de la carrera de 10k y los andarines, delante salen casi todas las mujeres, a las que se les ha hecho un pequeño homenaje por ser el día internacional de la mujer.
La carrera será en general rápida, poco técnica y bastante corrible en la mayoría de los tramos, sólo algún pequeño atasco al principio y alguna zona también al principio en la que ir uno tras otro sin posibilidad de adelantar. 
SALIDA DE CARRERA EN LA PLAZA MAYOR

A la vista el río Duero, hasta el que casi bajamos sobre el km. 5, para después volver a subir y encontrarnos el primer avituallamiento pasado el km. 6. 
Continuamos, el sol que apareció antes de la salida se ocultó y no se ha vuelto a saber de él, incluso a habido una débil llovizna, pero la temperatura es excelente para correr.
Un poco más adelante del avituallamiento la carrera se divide, casi me cuelo y sigo con los de 10k, y pasa lo habitual, nos quedamos bastante solos los corredores de 24k.
Un poco más adelante cruzamos la carretera que va de Fermoselle a Portugal, hacia la presa de Bemposta, allí se encuentra Mapi y poco después el 2º avituallamiento. En los avituallamientos agua, isotónico, coca-cola, fruta, gominolas y frutos secos.
KM. 10 APROX.

Continuamos ahora para ir bajando hacia el Tormes, ahora un pequeño caudal porque poco antes ha atravesado la imponente presa de Almendra. En este tramo hay algunas partes un poco más técnicas. Sobre el km. 17 llegamos abajo junto al puente de San Lorenzo que cruza el río para pasar a la provincia de Salamanca en dirección a Trabanca, aunque nosotros no lo hacemos. Junto al puente vuelve a estar Mapi y el tercer avituallamiento. 

PUENTE DE SAN LORENZO SOBRE EL TORMES
Toca la última subida, el perfil engaña un poco y la subida aunque ligeramente larga no se hace muy costosa mientras nos vamos alejando del río. 
Casi arriba, pasado el km. 20 un último avituallamiento líquido y ya en dirección a Fermoselle, por suerte entramos por la parte de arriba y llegamos en bajada a meta, tiempo neto final de 3h11'. Como he dicho, carrera bonita, disfrutona y bien organizada. Y para rematar en meta tortilla, jamón, empanada y grifo de cerveza, de lujo. Y la compañía de mi prima Anabel a la que tampoco veía desde hacía casi 3 años, desde aqui un beso para ella y para su marido José.
Ahora viene un parón, con el estado de alerta estaré sin entrenar porque en casa paso de hacer nada, me aburren los ejercicios físicos, tampoco tengo carreras a la vista porque están canceladas (trail los Mallos a principios de abril) o cerca de cancelarse (maratón de Nantes a finales de abril). Sólo es correr, nadie se muere por no hacerlo, la normalidad, los viajes y las carreras volverán.

viernes, 14 de febrero de 2020

SECRETOS DEL DUERO 2020

Ya hace tiempo que tenía ganas de conocer los Arribes del Duero en la provincia de Salamanca, y que mejor excusa como siempre la de una carrerita, en este caso los "Secretos del Duero", que gozaba de buenos comentarios. En cuanto pude me inscribí, eso sí, dado su perfil no quise que me pasara como el año pasado en el Mamocu, que sufrí como un perro por no estar aún del todo preparado en unas fechas tan tempanas del año, así que me inscribí a la versión mini-trail de 17 km.
En noviembre reservé alojamiento en el hotel-spa Las Mugas-Arribes, situado a unos 200 m. de meta, a comienzos de enero me la cobraron y un par de semanas antes de la carrera me anularon la reserva, supuestamente porque había hecho reservas de más (dudo mucho que fuera yo el último de los que reservaron en ese hotel). Por suerte encontré alojamiento en el hotel rural "El Palomar", todo un acierto, un sitio tranquilo, a tiro de salida y meta y en el que nos atendieron (Soraya) estupendamente, dejándonos además volver a duchar el domingo tras la carrera e incluso dejar la habitación a media tarde, además colaboraban como voluntarios con la organización.
El viernes viajamos Mapi y yo a Aldeadávila de la Ribera, el centro de la carrera. El sábado lo dedicamos al turismo, a primera hora nos acercamos al "Pozo de los Humos", por el lado de Masueco (queda pendiente ir por el lado de Pereña). Como fuimos temprano estuvimos allí solos. Tuve un pequeño percance, según bajaba resbalé y me hice un poco de daño en la rodilla derecha, algo que noté el resto del día.
PASARELA SOBRE LA CASCADA

POZO DE LOS HUMOS
Después ya nos hicimos una ruta de miradores, comenzando por los miradores del Fraile y del Picón de Felipe, espectaculares ambos con vistas de la presa de Aldeadávila. Por la zona del Picón de Felipe pasaba la carrera larga, ante la espectacularidad del paisaje pensé que volvería otro año para correr el maratón, pero según veía por donde se llegaba se me quitaron las ganas, menuda cuestaca técnica. 
MIRADOR DEL FRAILE

MIRADOR DEL FRAILE CON LA PRESA DE ALDEADÁVILA


MIRADOR DEL PICÓN DE FELIPE
Proseguimos ruta a Mieza, para ver los miradores del "Colagón del tío Paco" y de la Code.
MIRADOR DEL COLAGÓN DEL TÍO PACO
Hicimos parada para comer en Vivestre (restaurante "El Rollo") y proseguimos pasando Saucelle, con el mirador del Salto en la bajada hacia la presa de Saucelle. 
Cruzamos la presa, pasando a Portugal, y subimos al mirador de Penedo Durao.
MIRADOR DE PENEDO DURAO y LA PRESA DE SAUCELLE
Ya de vuelta tras volver a cruzar la presa de Saucelle nos acercamos al mirador del "Picón del Moro".
MIRADOR DEL PICÓN DEL MORO
De vuelta a Aldeadávila a las 6 en punto, justo para encontrarnos con Antonio, Javier, Julián y sus parejas, los tres corrían el maratón. Nos acercamos a la charla técnica de la carrera en el centro cultural, donde se pasaron un pelín metiendo miedo a los corredores, sobre todo los de la carrera larga. Allí estaba Mayayo. Por allí apareció también Agustín (CiegoSabino), que ha corrido todas las ediciones. 
CON AGUS "CIEGOSABINO"
Cena con el grupo de Antonio en el restaurante "El paraíso", el único del pueblo donde se podía cenar. También estaban por allí Urko y su compañera, Abel y Ana, y Sergio Vilches, el organizador del "Jurramendi trail", otra estupenda carrera que corrí el año pasado.

ESPERANDO A ENTRAR A CENAR
Domingo por la mañana, lo bueno de correr el minitrail es que te ahorras el madrugón (el maratón empieza a las 7) porque la carrera sale a las 10:30, con lo que además puedes desayunar tranquilamente y con tiempo.
La carrera sale de la plaza del Ayuntamiento (la meta está a unos 500 m. junto a la oficina de turismo), según salimos del hotel cerca de las 10 sopla una brisa que deja una sensación térmica fría, me pongo el cortavientos y además meto en la mochila el chubasquero, porque abriga más, ya que no dan lluvia. Una vez en la plaza, ya un poco más caliente dejo el cortavientos para quedarme con los manguitos y el buff al cuello, los bastones decido no usarlos. Firmo y empieza a llegar la gente, Sergio, Ana, Mayayo, Mon y un compañero, a los que conozco de vista en Madrid.


LISTOS PARA COMENZAR

PERFIL Y RECORRIDO DE LAS CARRERAS
A las 10:30 se da la salida, buen día para correr, salgo junto a Mayayo pero a los 300 m., frío aún y en ligera subida ya me veo a ritmo de 4:45, excesivo para mí, reduzco un poco y empiezo a coger sensaciones. 
SALIDA DE CARRERA


PRIMEROS METROS DE CARRERA
Los 3 primeros kilómetros son favorables y con buen terreno, voy rápido para ganar tiempo porque no sé como andaré en los cortes, después cogemos un sendero estrecho descendente donde se puede correr bien, primer problema, pinchazos en el talón derecho por el exterior al apoyarlo, y no es de nada que haya en la zapatilla, modifico un poco la pisada para apoyar con la parte interior, aún así de vez en cuando noto el pinchazo, por suerte se fue quitando poco a poco y en el km. 6-7 ya no lo volví a notar. En cuanto a la rodilla derecha sólo noté algún ligero pinchazo al hacer fuerza con ella en subidas fuertes.
Allá por el km. 4-5 pisé una piedra y al suelo, por suerte sin consecuencias ni molestias, sólo el orgullo y una herida en la rodilla, avisado estaba, más atención con las piedras sobre todo.
En el km. 7 llegamos al primer avituallamiento en la Senara, llego con poco más de 50' (15' antes del corte). Como algo de fruta y bebo agua.
A partir de ahí comienza lo más técnico, terreno y piedras resbaladizos, sobre todo en los primeros 300 m., pero durará básicamente hasta el km. 17, en algún tramo había algo menos y se iba bien, pero... Los paisajes espectaculares con el Duero a nuestra derecha, subiendo y bajando continuamente.
En el km. 8 una buena subida y pasado el km. 10 otro subidón, eran duras pero al menos ahí no te caes. Me pasa Sergio y voy un rato tras él, pero su ritmo finalmente es superior y le dejo ir para no forzarme y no matarme. Pasada esa 2ª subida llegaba el Canalizo, 2º avituallamiento en el km. 11. Volvía a llegar bien con el tiempo de corte. 
LLEGANDO A CANALIZO

Tocaba bajar para de nuevo enfrentarnos a la última subida, antes de la cual estaba la cascada del Molino, justo ahí comenzaba la subida final a Rupurupay, donde estaba el último avituallamiento sobre el km. 14. Allí me refresqué con un poco de fruta y coca-cola.
Tras es punto tocaba volver al pueblo, poco más adelante estaba el punto de separación de los dos recorridos, los del maratón tiraban a la derecha para seguir haciendo el cabra, nosotros ya por senderos buenos en ligera subida, y ya a un par de kms del pueblo se podía trotar por una pista ancha.
Llegada a meta donde me espera Mapi tras 3h03'04", cansado pero contento. 
LLEGADA A META

Saludo a los dos Sergios, que han llegado unos 5' antes y nos comemos la hamburguesa de conejo que da la organización, junto con agua, isotónico y fruta, la hamburguesa estaba muy buena. Y tras ducharnos en el hotel vuelta para comer en el polideportivo la alubiada que también daba la organización. 
CON MAYAYO y SERGIO VILCHES TRAS LA LLEGADA
Después ya coincidimos con Javier y Antonio, que no han podido completar la carrera larga, y esperamos a Julián, enhorabuena para este, así como para el resto de conocidos que logró completarla, en menos de las 9 horas de límite que daban. 
CON ANTONIO LÓPEZ

URKO Y SU CHICA TRAS LLEGAR DEL MARATÓN
Después ya vuelta a Madrid. Resumiendo, muy buena organización, marcaje bueno y paisajes espectaculares. Merece la pena sin lugar a dudas.
En 3 semanas vuelven a tocar Arribes, en este caso zamoranos, en la carrera "Arribes Ocultos" que se desarrolla en Fermoselle, bastante cerca de mi pueblo, Muga de Sayago.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...