miércoles, 18 de septiembre de 2013

UT DESAFÍO SOMIEDO

Hace ya unos cuantos meses que me inscribí a este ultra, en compañía de Juan, en la que sería mi primera carrera de 100 km. Al principio nos surgieron las dudas ya que el tiempo límite para realizarlo, 20 horas, parecía un poco justo para nosotros, teniendo en cuenta su desnivel acumulado, 10000 m. Finalmente nos decidimos a intentarlo, si bien Juan tuvo que renunciar por problemas que le han obligado a dejar de correr temporalmente hasta que se recupere.
En julio terminé el G2H en poco más de 19 horas, una carrera de 88 km. pero con un desnivel de 12000 m., ello me dió confianza para terminar esta carrera en tiempo.
Agosto ha sido un mes prácticamente de descanso, las piernas y la cabeza lo pedían, y la única montaña que hice fue el trail Valgrande-Pajares, no parece lo más conveniente antes de un reto como este, pero lo consideré necesario y así lo hice.
Una semana antes de la carrera se empezaron a oir noticias sobre una organización (FAPAS) que pedía la supresión de la prueba por el tema del parque natural, en tanto otras lo apoyaban. Apenas 36 horas antes de la carrera la organización se vio obligada a recortar la carrera eliminando sus primeros 25 km. Con tan escaso margen de tiempo nada se pudo hacer y la carrera pasaba a ser de 75 km. comenzando en Villar de Vildas en vez de Pola de Somiedo. La otra carrera, el maratón, no sufría variaciones. Además se la obligaba a comenzar a las 7 en vez de las 5 de la mañana y terminar antes de las 9 de la noche, dando un margen de 14 horas para su realización, para algunos entre los que me encuentro un poco escaso.
PERFIL ORIGINAL DEL UTDS
El viernes salí con Mapi con destino a Pola de Somiedo, había estado ya en Somiedo pero ya hace casi 20 años, no recordaba mucho, y a decir verdad me ha gustado mucho y me ha impresionado. Llegué a tiempo para recoger el dorsal, saludar a algún conocido como Miguel Heras, Santi Nistal, Lolo Díez, Roberto Carril o el riojano Gregorio, asistir a la charla técnica, y tras alojarme salir a cenar prontito y acostarme, había que madrugar. 
CON MAPI EL VIERNES NOCHE
El sábado cogí el autobús de la organización que nos llevó a Villar de Vildas, allí dejamos una mochila que nos llevarían a Valle del Lago y nos dispusimos a salir. Temperatura fresca pero buena, cielo despejado, aún de noche por supuesto, estamos a una altura de 855 m. Control de material y salida puntual a las 7.
CONTROL MATERIAL ANTES DE SALIR
El primer tramo, un buen trozo, discurre por una pista de cemento que empieza a subir poco a poco, se corre bien al principio aunque van llegando cuestas más fuertes con las que comienzo a caminar, queda mucho. Pasamos por dos brañas, Pornacal y Viecha, apenas se dislumbran de noche. Comienza pista de tierra y cuando llevamos una hora hago parada técnica, evacuación, aprovecho además para quitarme el abrigo y quedarme en manga corta y guardar el frontal, ya se ve bien.
Comienzan las subidas continuas, más fuertes, hasta la subida ya fuerte de Sierra Pelada a cota 2000 m. 
VISTAS SUBIENDO A SIERRA PELADA

DESDE LA CIMA DE SIERRA PELADA
Desde allí se crestea un poco, hay un tramo jodido, una estrecha pista donde los pies van inclinados, apenas caben los dos y por el lado izquierdo hay una considerable y larga pendiente. Se acomete la ascensión al Cornón, cota máxima de carrera con 2188 m. y km. 10 más o menos. Las vistas desde allí son soberbias, con un mar de nubes al fondo.
EN LA CIMA DEL CORNÓN

Tras coronar viene una bajada en la que voy despacio, se sigue descendiendo poco a poco y pronto se divisa el Puerto, adonde se llega por una larga pista donde se puede correr bien. 

Llego a El Puerto (1486 m.) tras 3h22', una hora antes del cierre de control, km 20 aproximadamente, allí hay un avituallamiento, aprovecho para comer y beber bien y 5' después retomo la carrera, en la salida del pueblo me esperan Mapi y Ascen, que ha venido con Pacoyó (que hace el MDS), una buena alegría, paro a saludar y continuo. 
SALIDA DE EL PUERTO, DONDE ESTABAN MAPI y ASCEN
Llega un tramo de subida al Collau Muñón (1860 m.), no es muy dura y sabemos que no se tardará mucho en llegar a Valle del Lago, el cual se divisa a lo lejos desde la cima, aún queda un rato por llegar pero la mayoría del tramo va bajando lentamente y se puede correr bien.  
SUBIENDO EL COLLAU MUÑÓN

A las 12 llego al pueblo de Valle del Lago (1280 m., km. 30) tras 5 horas, hora y media antes del cierre. Me avituallo bien  y descanso algo, tomo un gel y relleno el camelbak, la temperatura se nota ya y he ido bebiendo continuamente. Allí tengo la mochila que dejé pero no toco nada, me encuentro bien y no noto nada malo en los pies.
Según el plano nos esperan 15 km. hasta el siguiente punto, la Farrapona, y mayoritariamente cuesta arriba. Salimos por asfalto y nos desviamos a una pista, se comienza a subir poco a poco, corre poco aire pero vamos un buen tramo entre árboles que nos protegen del calor.
Al rato llegamos a el Lago del Valle bordeándolo por la izquierda para retroceder un poco por el otro lado del valle, ya por sendas a media ladera. 
JUNTO AL LAGO DEL VALLE

VISTA DEL LAGO DEL VALLE
Giramos a la derecha y encaramos una buena subida, hago una parada en una pila con agua fresquita, el calor se nota, aprovecho para beber bien y mojar el buff. Tras coronar la subida viene un valle donde se puede correr a tramos, para llegar a los lagos de Saliencia, dejando cerca el de la Calabazosa y luego tras una buena bajada por pista pasando junto al lago de la Cueva, es de las zonas más bonitas de la carrera. Después la pista sube un poco para llegar al puerto de la Farrapona. 
LAGO DE LA CUEVA

LAGO DE LA CUEVA
Llego ya cansado, se me ha hecho el tramo muy largo, y voy ya pensando en dejarlo si Mapi está allí, la cabeza no me va funcionando. Pero Mapi no está allí. Llegando a la Farrapona un par de corredores me animan, a estas alturas ya suelo ir rodeado todo el rato de los mismos corredores, nos vamos pasando unos a otros en función del tipo de terreno. Según se llega a la Farrapona se ve además la terrible cuesta que la sigue, se me acaba de caer el alma a los pies.
Puerto de la Farrapona, a 1707 m., km. 45 de carrera, he conservado la hora y media sobre el cierre en ese punto aunque no hay control, sí avituallamiento. Decido pues continuar, a ver que tal la subida a los Bígaros.
Y lo cierto es que la subida se me da muy bien y la hago bastante cómodo, con un tramo con muchísima vegetación que araña las piernas, no hay sendero, seguimos simplemente las abundantes marcas. 
VISTA DEL LAGO DE LA CUEVA SUBIENDO LOS BÍGAROS
Al final tras un pequeño cresteo coronamos los Bígaros (2038 m.), con algún tramo muy pedregoso, de nuevo unas vistas espectaculares y una buena caída a ambos lados. Allí me alcanza Gregorio, hemos ido coincidiendo en los avituallamientos, después en las subidas me iba, aquí se adelantará y no le volveré a ver hasta Saliencia, ya brevemente y por última vez.
LOS BÍGAROS

EN LA CIMA DE LOS BÍGAROS, FOTO DE GREGORIO
Lo que viene a continuación es lo peor de la carrera, una fuerte y larga bajada por terreno suelto que tardo en completar y me deja las piernas tocadillas. Afortunadamente después, tras la braña la Mesa, viene otro largo tramo ya bajando con poca pendiente donde se puede ir trotando, aunque a ratos el camino es pedregoso e incómodo. Es un tramo encajonado donde no corre nada de aire y hace calor. Igual que antes, la cabeza empieza a sopesar de nuevo el abandono en Saliencia si está allí Mapi.
BAJANDO HACIA SALIENCIA
Y llego al pueblo de Saliencia (1110 m.), y Mapi tampoco está. Km. 55 de carrera y llevo 9h57', algo más de hora y cuarto de adelanto al cierre. Ahí hay un avituallamiento completo, bebo, como fruta, un gel, un plato de pasta y arroz con leche, además me siento un rato por 1ª vez.
AVITUALLAMIENTO EN SALIENCIA
Continúo carrera, primero un par de kms de suave descenso en los que llego a Endriga, desde donde comienza otra fuerte subida, voy ya cansado pero subo poco a poco observando como nubes oscuras empiezan a poblar la zona. Cuando ya llevo un buen tramo me empiezo a arrepentir de no haberlo dejado en Saliencia. Se corona una primera parte y se coge una pista sin pendiente un rato, el pie izquierdo ya se va quejando por alguna ampolla, las piernas también se quejan, y más cuando llega el resto del tramo de subida hasta la braña La Corra (1570 m.), donde acaba la subida. Según se llega a la braña aparece algo de niebla y comienza a llover un poco. En la braña me resguardo y me pongo el cortavientos. Si además de ir cansado y harto, el tiempo empieza a empeorar y las vistas serán ya peores, cada vez con menos luz, aquello me parece que ya no merece la pena. Para colmo llega una nueva bajada, pierdo a mis compañeros porque he de bajar despacio, y el tramo final hasta Arbeyales tiene una bajada tipo calzada romana llena de piedras resbaladizas tras la lluvia. Decido abandonar tras unas 12 horas y 65 km., a sólo 10 del final, aunque aún me esperaba otra fuerte subida de cerca de 500 m. a Valle del Lago y la posterior bajada a la meta en Pola de Somiedo, cosa que me hubiese llevado cerca de 3 horas más.
A Arbeyales, donde había un pequeño avituallamiento con café, me fueron a recoger Mapi, Pacoyó y Ascen, para llevarme a Pola de Somiedo y entregar el chip.
Tras una cervecita fuimos al apartamento, ducha y una sidra con preñaitos cortesía de la dueña.
DEGUSTACIÓN DE SIDRA (que estamos en Asturias!!!)
Después en Pola de Somiedo una buena cena en compañía de Mapi, Ascen y Pacoyó, antes de volver a descansar. 

FOTOS EN LA CENA CON PACOYÓ, ASCEN y MAPI
Supongo que al final no he ido lo suficientemente concienciado para terminar esta prueba, bastante más dura de lo que creía por otra parte, y quizás me faltó algo más de entrenamiento, es lo que tiene correr en septiembre. Pese a todo he quedado satisfecho, pensaba no volver a correrla, pero dado lo bonita que es la carrera no me importa repetir si alguien me acompaña. Eché de menos a Juan en carrera.
Felicitaciones a la organización, todo perfecto, buen marcaje y buenos avituallamientos, y el recorrido bestial.
También aprovecho para felicitar a Pacoyó, Gerardo y Buru, que hicieron el maratón (MDS), saliendo del mismo sitio que yo un par de horas más tarde.
El domingo aproveché para llevar a Mapi a ver los lagos de Saliencia, como fuimos ya un poco tarde sólo vimos un par de ellos, pero el paseo sirvió para entonar un poco mis piernas y hacer hambre para degustar posteriormente una espléndida fabada en Pola de Somiedo. Después vuelta a Madrid. 

MAPI CON EL LAGO DE LA CALABAZOSA DETRÁS

DELANTE DEL LAGO DE LA CUEVA


CON EL OTRO COMPONENTE GASTRONÓMICO ASTURIANO, LA FABADA

11 comentarios:

  1. Genial crónica. Además veo que eres incansable en estos de las carreras de montaña, jeje.
    Por otro lado si no cambio de opinión y me da la impresión de que no lo haré, no podré ya acompañarte en ese tipo de aventuras tan largas, pues me he propuesto no hacer carreras más largas que el maratón, pero si en alguna ocasión hago una excepcion sera de poco más, por ejemplo el Ultra Trail de Gredos, el corto que es de 53km.
    Enhorabuena por este reto, que no por no ternminarlo deja de tener su mérito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, me parece bien tu postura, seguiremos viéndonos en esas carreras y compartiendo disfrute y sufrimiento.
      Salu2

      Eliminar
  2. ¡¡Muy buena decisión Juanlu!!

    Estamos en esto (más o menos distancia) por divertirnos y además si añades el turismo pues mucho mejor, no hay necesidad de llevarlo al límite.

    Ya sólo de pensar en ponerse en la línea de salida de algo de esa envergadura da realmente miedo.

    Un abrazo y a por nuevos retos.

    P.D. Después de un plato de pasta y un arroz con leche, que corra su tía jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tardé años en darme cuenta que antes disfrutar que otras cosas y olvidarme de marcas que no me proporcionan ninguna satisfacción.
      Salu2 compi.

      Eliminar
  3. Pero qué bien te lo pasas! hay veces que las patas y/o la cabeza no están, pero los paisajes que ya te están invitando a volver y la gastronomía no te los quita nadie! un besazo

    ResponderEliminar
  4. No me importará volver, y quizás me acompañes, esta carrera, en alguna de sus versiones, has de correrla.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. ¡Que buena pinta tienen esos paisajes! Si el cuerpo y la cabeza te pedían abandonar, hiciste muy bien. Quedan muchas carrera por disfrutar ;-) . Nos vemos en alguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carrera excepcional Iván, tienes que hacerla, aunque sea la de 42 km., merece la pena.
      Salu2

      Eliminar
  6. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Más vale tarde que nunca, por fin leí la crónica!! Genial, como siempre, qué lagos más bonitos, Juanlu, qué envidia, ha tenido que ser una pasada.

    La foto del perfil, no da miedito, ¡¡da pánico!! Enhorabuena por la paliza que te has pegado y otro año, a repetir.

    Por cierto, ¿¿dónde estaba Mapiiii?? :-)

    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Almu, la carrera es de lo más espectacular que he hecho, y no me importará repetir. Mapi? debía estar con Wally.
    Un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...